Uso de las redes sociales y toxicidad.

Hasta hoy utilizo Facebook, Instagram, y Twitter. El lunes 21 dejaré Twitter. Llevo en Internet desde el año 2001. Viene este preámbulo a cuento de lo que voy a explicar.

Leer más: Uso de las redes sociales y toxicidad.

Yo creo que usar las redes es sano si se saben usar. Es decir, si se aisla todo aquello que no suma. Si se toma distancia y no se responde a comentarios tóxicos y si se ponen límites sobre aquello que uno quiere leer, quiere que le comenten o quiere publicar.

Leer más: Uso de las redes sociales y toxicidad.

Uso estas plataformas o como se llamen para comunicar, reflexionar y mantener charlas inteligentes con gente inteligente, no para otra cosa. Sé que en dichas redes lo único que importa a sus creadores es la pasta que ganan con los anuncios. Yo sigo el siguiente sistema: en Facebook en mi muro solo pueden comentar mis amigos. Cualquier comentario personal insultante lo elimino. Se permite el no estar de acuerdo, pero nunca tocando el tema personal. Y por supuesto en mi “biografía” solo escribo yo. No respondo y elimino indirectas mal intencionadas: suelo bloquear a quien las hace y elimino el comentario. He dejado de leer eso que llaman “noticias recientes”. Sencillamente voy al muro de la gente que me interesa y la leo. Porque si se usa ese “noticias recientes” o incluso la de “titulares”, el noventa por cien son anuncios.

En Instagram está activado el que me tengan que solicitar seguirme. Antes de dar el permiso voy al “muro” de quien lo solicita. Si no tiene contenido “real”, si se limita a fotos del personaje, si está en inglés, si en resumidas cuentas no es alguien que “es una persona que quiere comunicarse”, elimino la solicitud. A menudo no sigo a quien me sigue a no ser que, realmente me ofrezca confianza.

Y me voy de Twitter porque se ha convertido en un lugar tóxico. Incluso las personas que sí conozco lo utilizan para promocionarse a sí mismas , a menudo con más hastag que texto, con lo que, hacen ilegible el contenido. No me suma absolutamente nada.

Estoy en redes porque me interesa la gente inteligente y hay muchísima. Huyo de los usos tóxicos de las redes porque cada vez más aprecio el silencio, la interioridad, el aprendizaje. Es decir. Uso las redes como una reunión para charlar; no como una reunión vecinal en la que se termina a gritos.

Cada quien la usa para lo que le da la gana pero yo no tengo ya edad para idioteces.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Internáuticos y sin Nik. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Uso de las redes sociales y toxicidad.

  1. Inma Blanco dijo:

    Amen, no tengo nada que añadir, aunque yo generalmente me muevo más por Facebook.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.