Selección de Críticas y reseñas de “Estampaciones”. (Talentura Libros 2009).

             Agustín de las Heras.

“Leer este libro y no verse es difícil. Leer este libro y no ver imágenes, es estar muy ciego aun viendo. Leer este libro y no alterarse, es estar muy muerto.

¡Cuántas cosas no vemos hasta que alguien nos hace mirar!

Nosotros vivimos y vivimos, eso creemos, hasta que alguien nos golpea por detrás y nos deja solos robándonos una vida que tenemos al lado y quizás no percibimos.”

Ana Vidal.

 

“En palabras de Alena, ella es una mujer que mira y que solo sabe escribir. En este libro de relatos es eso lo que hace, mirar y escribir. Cada uno de ellos se queda grabado en la memoria como si lo hubiéramos visto, como una estampa.

El libro tiene 28 relatos, y tienes la sensación de que te tocan algo dentro, quizá una imagen que tú también has visto, quizá es esa manera que tiene Alena de escribir que parece que te está hablando, y en algunos casos, como en el primer relato “Presa”, eres cómplice de la propia historia”.

Carlos Fernández de Pablo.

 

“Si he de definir el libro en una frase yo diría que es una sucesión de cuadros pintados con palabras. En alguno de ellos la prosa se envuelve de poesía y, sin llegar a ser poemas, las estampaciones de Alena nos ponen música en el corazón, humor en los labios y lágrimas en los ojos.

No es fácil en un mismo libro de tamaño tan reducido recoger tantas miradas distintas y, a la vez, relacionar unas estampas con otras sin que la estructura del libro se resienta lo más mínimo. De lectura amena y alta calidad”.

Elías Gorostiaga.

“Aquí, alguien sabe mucho de abandonos y ausencias, de todo lo que se ve desde la soledad, cuando estas asomado a un balcón, a un mirador tras los cristales, recuerdas algo y sin darte cuenta se te empañan los ojos o te brota una sonrisa y un recuerdo, que es lo menos que se le puede pedir a alguien que nos ha dejado.

Pero aquí sobre todo, alguien sabe aguantarse las lágrimas (y la nostalgia) y siempre asomada a esa ventana que he visto en tantos pueblos y he leído en Juan Benet o Rafa Sánchez Ferlosio, y alguien sabe escuchar muchas conversaciones de mujeres, muchas cocinas de carbón, muchas tardes de lluvia, alguien que sabe escuchar, incluso escucha en los paisajes el horizonte de Chillida”

Luis Vea.

“Estampaciones contiene un conjunto de historias que, a veces son una foto fija, otras una pequeña narración y otras una trasposición narrativa de una substancia eminentemente poética.

Leyendo Estampaciones se percibe un aroma a tiempo perdido. Lo cotidiano se hace objeto literario. Alena maneja con maestría la suspensión de la acción y del tiempo y en la narración suele situarse como una particular observadora de la realidad. De este modo, y ya que lo que cuenta no es más que lo que ve, aprovecha el gran caudal de lenguaje y describe con eficacia y exactitud cada momento y cada estampa.

Los que buscan encontrar grandes historias de acción no se sentirán cómodos en el libro de la autora, tan sólo lo harán quienes son capaces de detener el tiempo para contemplar el aleteo de una mariposa, el arrebol del cielo o el transcurrir lento de un anciano y su bastón”.

José Manuel Vivas.

“Alena tiene la capacidad de contar cosas con suma sencillez, y a continuación explorar lo más profundo de sus personajes desde una perspectiva cuasi poética y filosófica. Y de eso trata este libro, de la normalidad, de lo cotidiano, de los sucesos más cercanos, pero también de los abismos y las emociones más escondidas.

No es una colección al uso de relatos. Aquí hay de todo; prosa parda (que decía mi profesor de literatura sobre lo literario más cercano), prosa poética y pensamiento filosófico. Hay humor (alguno corrosivo), tradición y drama a la vez”.

Luciana Garcés.

 

“un libro compuesto por relatos más o menos breves, introspección, miradas de lejana ausencia, alegorías donde el dolor o la tristeza se difuminan en el paisaje creado por un manejo exquisito y poético del lenguaje. Mi primera impresión cuando lo tuve entre las manos, recién llegado a La Clandestina, librería madrileña, insólita y sorprendente, fue que Alena había decidido pintar con palabras, acuarelear ideas, mirar la vida desde la luz de su ventana y dejarnos retazos de ella, vivos, vibrantes”.

Elena Casero.

En este libro, en Estampaciones, exhala poesía en la mayoría de los relatos. Y ahí es donde yo creo que Alena respira con mayor hondura. Donde el relato adquiere su mayor densidad.

En otros tantos nos fotografía la vida cotidiana, la de personas anónimas, alejadas de las heroicidades, personas como todos nosotros. Escenas de la vida diaria pero no por ello menos importantes”.

Eduardo Alzola.

“Estampaciones es una colección ecléctica (eh, que yo también me sé alguna palabra de esas que dicen los intelectuales). Relatos entre cortos y muy cortos de temática variada que va desde lo paranormal y lo interplanetario a lo surrealista o al realismo más cercano.

El libro arranca con “Estampaciones o la mujer que mira”, un hermoso relato a caballo entre la prosa y la poesía que nos habla del título y de la portada, en la que precisamente aparece una mujer que mira”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s