Misógino e iletrado. “Chus” Visor…ese señor…

El editor de Visor, Jesús García Sánchez- en adelante “ese señor”-, tuvo a bien realizar unas declaraciones en el Cultural de El Mundo, hace unos días.

Una entrevista a toda plana, en la que se explaya con opiniones y valoraciones sobre la Poesía.

Declaraciones de " ese señor".

Declaraciones de ” ese señor”.

Ese señor –cito sus palabras por si no se ven bien en la imagen que adjunto- opina que “la poesía femenina en España no está a la altura de la otra, de la masculina, digamos. Si vas a coger a las poetas desde el 98 para acá, es decir, todo el siglo XX, no ves ninguna gran poeta, ninguna comparable a lo que suponen en la novela Ana María Matute o Martín Gaite. No hay una poeta importante ni en el 98, ni en el 27, ni en los 50 ni hoy. Hay muchas que están bien, como Elena Medel, pero no se la puede considerar, por una Medel hay cinco hombres equivalentes”.

Fin de la cita.

Una, o sea yo, se queda perpleja. Una pensaba que el editor de una editorial de poesía, debería saber de poesía. Leer al menos.

En principio parece que este señor no ha leído poesía “de mujeres” como dice. O si la ha leído no se ha enterado de nada, lo cual, para ser una editorial que presume de catálogo ya es grave.

Pero el fondo es otro.

El fondo es la misoginia de este señor. Tanta que le lleva a diferenciar entre “poesía masculina” y “poesía femenina”. Es decir, que para ese señor la poesía tiene sexo.  Para ese señor además la poesía escrita por personas que tienen  pene es mejor que la de personas que tienen vagina. Y para ese señor indubitablemente en España en el siglo XX es mucho mejor la poesía de los que tienen pene. Me pregunto si leerá poesía de transexuales, gays, homosexuales y así siguiendo o si “eso” a ese señor le será de difícil juicio, dada su categorización del asunto.

Todo indica que ese señor es, primero un machista. Segundo un misógino  tercero, con permiso, un bocazas y cuarto un iletrado.

Un iletrado es alguien que o no conoce las letras o que conociéndolas, las ignora. No voy a catalogar en el nivel de ignorancia supina en el que debe estar inserto ni a nombrarle poetas españolas del siglo XX con la suficiente categoría literaria como para avergonzarle de su ignorancia, pero sí me pregunto qué hubieran dicho Rosa Chacel, Carmen Conde, Ángela Aymerich o la propia Carmen Martín Gaite al leerle. Por citar sólo cuatro autoras “de poesía femenina” del siglo XX.

El problema de este señor sin embargo no es ser un machista, un misógino, un bocazas y un iletrado.

El problema es que hay gente que a un machista, misógino, bocazas e iletrado le ríe los escupitajos sólo porque le conviene. A mí me daría vergüenza ser autora de Visor; me temo que eso, hoy en España significa tragar. Con todos los sentidos de la palabra.

Y mientras haya gente que trague, ese señor podrá seguir escupiendo jilipolleces.

Pero los/las demás no tragamos. Ya sabíamos los tejemanejes de ese señor para regalar premios y para publicar en esa editorial los premios que patrocina. Ahora, además, sabemos que es un ignorante, un misógino, un machista y un iletrado.

En este blog pequeñito, escrito por una mujer que lee poesía, escribe prosa y hace crítica literaria, en este blog que no tiene apenas trascendencia, porque naturalmente “soy mujer, escribo y no me pagan por ello”, así que no me vendo a visores, ni él, ni su editorial tendrán en adelante una sola reseña. Y no la tendrán porque de aquí en adelante yo no compraré, ni leeré un solo libro que edite  ese señor. Jilipolladas, las justas.

Ya me perdonarán que no me extienda más en el asunto; tiene muchas más “ ramificaciones”  pero simplemente quería aludir al núcleo de la cuestión.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Dando el Espectáculo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Misógino e iletrado. “Chus” Visor…ese señor…

  1. Añadiré otra cuestión: si hay menos nombres de mujeres poetas conocidas por el lector medio de poesía (es obvio que un editor debería estar por encima de la media) también habría que añadir que la cultura de este país ha sido (y sigue siendo en buena parte) machista, como en general sucede con casi todo. Se podría decir lo mismo de la investigación, de la medicina, de la docencia universitaria, de los consejos de administración de las empresas, etc., etc., etc…
    Y así nos luce el pelo, dicho sea de paso.
    Pero por suerte esto está cambiando en las últimas décadas, sobre todo desde que Internet ha democratizado tanto el acceso a lo que se escribe. Es evidente que en cuanto haya una verdadera igualdad, es decir, que las mujeres sean tenidas igual de en cuenta que los hombres, y dispongan de las mismas oportunidades reales, el reparto de poetas geniales se repartirá más o menos por igual entre unos y otros, puesto que la capacidad creativa no creo sinceramente que dependa de las gónadas sexuales que a cada quien le hayan cabido en suerte.
    Y esto que se me ocurre a mí sin pensar en el asunto excesivamente, creo yo que un editor de su ‘prestigio’ debería tenerlo más que trillado.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.