“La mirada de los pájaros”, oficio versus cercanía. Silvia Fernández Díaz.

Acabo de terminar de Silvia Fernández Díaz, la mirada de los pájaros. El segundo libro que publica en solitario. El anterior Solo con hielo a mí me encantó. Reconozco que este no me ha terminado de convencer.

A ver si soy capaz de explicarme: creo que Silvia Fernández ha ganado oficio y ha perdido cercanía. Domina muy bien la estructura del relato, tiene grandes aciertos en lenguaje para dar una idea visual solo con una frase. Sabe mantener el tempo narrativo. Y a la vez sus relatos marcan lo que sucede con una distancia consciente-a mi modo de ver- que a mí me los aleja completamente. No consigo empatizar con las situaciones que nos narra aunque estas sean situaciones generales que pueden afectarnos a todos. Creo que el tono narrativo es excesivamente diseccionador, como si contara una situación sin que a la autora le importase lo que allí sucede. Y me aleja. Me falta calidez en estos cuentos.
Tengo la sensación-pero eso es subjetivo- de que Silvia ha optado por un modo de contar; una forma narrativa muy en la línea del realismo carveriano y sus seguidores; hasta sus personajes en muchos casos llevan nombres americanos. Es sin duda una opción, respetabilísima, pero a mí me ha decepcionado un poco. Creo que Silvia se debe a sí misma más autonomía narrativa fuera de estilos y escuelas.
Sí señalar entre los relatos que me han parecido muy interesantes, dolor de tripa, Miércoles de lluvia, un viaje inesperado, Enjaulados, Bochorno. Creo que en ellos Silvia deja ver esa capacidad de entregarse a sus personajes que en otros no encuentro.
Con todo ello, quizá la mejor forma de tener opinión propia sea leer estos cuentos. La mía ya está dicha.

Acerca de alenar

Alena Collar. Periodista. Escritora. Madrileña.
Esta entrada fue publicada en Literarismos. Guarda el enlace permanente.